OrÍgenes

Joan Palet nace en Barcelona el 28 de marzo de 1911 en el seno de una familia de escultores y tallistas de madera; tanto su abuelo  como su padre desempeñaron siempre este oficio.

Se inicia, pues, en el ambiente artístico desde muy joven y ayuda en el taller familiar, donde muestra unas dotes especiales para el dibujo y manifiesta muy pronto una inusual vocación artística que lo lleva a dibujar todo cuanto ve.

Pero su padre, que temía las dificultades económicas de la vida artística, intenta disuadirlo de tomar este camino. Tras la muerte del padre en 1932, tiene la responsabilidad de hacerse cargo de  su madre y a sus hermanos pequeños. A pesar de su juventud, su destreza como dibujante se ve rápidamente valorada.y consigue trabajo en Publicitas, la primera agencia de publicidad del país, que se encargaba de realizar el grafismo y los carteles de muchas campañas de la época.    

En este momento, Palet toma la primera gran decisión de su vida, una decisión que lo llevará a no renunciar jamás a su vocación, aunque muchas veces tenga que verse en apuros. Todo el talento innato de dibujante se pone a su servicio: se ganará la vida desempeñando esta profesión.

Hombre de carácter afable y discreto, de trato suave, muchas veces incluso transparente por su modestia, la vida de Joan Palet estuvo regida por grandes convicciones y sólidos principios que guiaron su trayectoria vital. 

Las herramientas del antiguo taller de ebanistas de la familia, que lo acompañarían de estudio en estudio, fueron el símbolo de su vocación infantil más íntima y de los vínculos con un oficio y con unos valores que le ayudaron a encontrar, siempre y por encima de todo, su camino en el mundo del arte.