Años de formación

 

En el año 1930 Joan Palet se matricula en "Llotja", la Escuela de Bellas Artes de Barcelona, y asiste con verdadera pasión a los cursos nocturnos, tras largas jornadas de trabajo. Algunos de sus maestros fueron Ramon Calsina, Félix Mestres, Labarta, F. Pérez Dols y Antoni Vila Arrufat.

Durante su época de formación colabora como dibujante en la Exposición Internacional de Barcelona de 1929 y en algunas ediciones de la época; así mismo, empieza a publicar en la revista Patufet, pero se vuelca en su formación artística: devora todo cuanto se le pone delante con toda la energía de la juventud.

Pronto domina las técnicas de la pintura y también del grabado y del aguafuerte, que empleará a menudo a lo largo de su carrera, y aprende, entre otras cosas, las fórmulas para elaborar barnices y colores, que a veces fabricará él mismo.

En "Llotja" halla un grupo de amigos que conservará fielmente durante toda la vida. El grupo, que se autodenominaba «la colla», estaba formado principalmente por Josep M. Mallol Suazo, Manel Ricart Serra y Ricard Giralt i Miracle, así como por Pere Riu, Joan Roé, Casimir Tarrassó, los hermanos Lluís y Santiago Pallarés, y Nicolau y Vicenç Miralles.

Junto con Mallol Suazo, Ricart Serra y otros compañeros de la Llotja realiza muchas excursiones de carácter pictórico, siguiendo la tradición pictórica iniciada por Mir y Planas Doria. Sus principales destinos eran sobre todo Sant Miquel del Fai y Montornès del Vallès, en aquellos momentos parajes de gran belleza, para pintar al natural.

También iban a dibujar a «El Molino», donde realizaban pequeñas acuarelas o dibujos, esbozos rápidos de las bailarinas.

En 1932 se hace miembro del Círculo Artístico de Sant Lluc y del Real Círculo Artístico de Barcelona, entidades a las que siempre continuará vinculado.